Cuidado Personal 10: Concentración Máxima!

Escrito por Fran Guzman


Hoy es Martes!! Y como cada Martes, nuestro experto en belleza, Carlos Rodriguez nos deleita con otro gran post para transmitir sus conocimientos y tengamos un aspecto sano en nuestra piel. 

Abrocharos las pajaritas...

Foto: bowtieblue.com

Aunque es cierto que oímos y vemos sin parar anuncios sobre los famosos serums de belleza, muchos siguen sin tener clara su función y modo de uso. Tranquilos, si hasta ahora los utilizabais mal, os ahorraremos el despilfarro, y si no lo hacíais, os resumiremos sus bondades. Los serums son productos que se diferencian de las cremas de belleza en 3 puntos básicos:
  1. Su formulación cuenta con activos precisos concentrados para tratar un problema o condición de la piel.
  2. Su textura es fluida para facilitar que la dosis (unas 2 o 3 gotas) se aplique por todo el rostro.
  3. Su uso complementa el uso de las cremas de belleza, no las sustituye.
Sabiendo esto, ¿por qué es recomendable incluir un serum a nuestra rutina de cuidado diario?
Sencillamente, porque nos queremos cuidar más y mejor, dándole a nuestra piel las más altas dosis de activos para conseguir resultados mejores y sobre todo, más visibles a largo plazo. La galvánica de las cremas de belleza dificulta que estas puedan contener porcentajes elevados de principios activos, es ahí donde los serums sacan la cabeza y se erigen como la mejor forma de colmarla con estos y que lleguen al interior de las células. Aludiendo a la comida como símil, los serums serían el suplemento en pastillas “súper enriquecido” que tomamos para complementar nuestra alimentación. Hoy en día los hay de todo tipo y textura. La mayoría tienen una de tipo gelificado, aunque también los hay acuosos y oleosos. Hoy en día existen para todo tipo de indicaciones. Piel seca, grasa, hidratantes, reductores de poros, despigmentantes, anti-edad, anti-arrugas, reafirmantes, etc. Lo importante es escoger el indicado y utilizarlo sobre la piel  limpia y seca antes de nuestra crema noche y día. Los serums han venido para quedarse, y son ese tipo de productos que aunque a primera vista puedan no suponerte una gran diferencia, a la larga ofrecen resultados más que visibles.


SAPHIR CONCENTRATE de SJÄL: Gotas de excepción para la piel que aúnan las virtudes botánicas de los aceites esenciales a las lujosas propiedades anti-edad de los zafiros y las aguamarinas.

INTENSE MOISTURE SERUM de RITUALS: Serum súper hidratante de textura fresca que colma la sed de la piel con jengibre azul y ácido hialurónico.

 MULTIVITAMIN ESSENCE de MY SECRET: Serum de gran eficacia para retexturizar e iluminar la piel gracias a sus altas dosis de vitaminas. Reduce marcas, manchas y ofrece una elevada protección antioxidante.
BowTieBlue

Follow me!!